martes, noviembre 15, 2005

De vuelta a la tierra de las maravillas…..


De vuelta a la tierra de las maravillas…..

El fin de semana pasado o el ante pasado más bien, bueno el punto es que me he reencontrado con un mundo de magia y fantasía que tenia medio olvidado. Me tomé la libertad de olvidarme de momento, de lo que pasa en el espacio exterior y creerme que vivo en esa burbuja de niña o adolescente de la cual una vez quisimos salir de ella, pero una vez inmersos en el mundo real, ese mundo de “adultos” era prácticamente imposible retroceder.

Todo esto por que recuerdo haberme prometido a mí misma no olvidarme que una vez fui niña con ideas de príncipes azules, hadas (bueno igual sigo teniéndolas solo que ahora pienso que los príncipe vienen en una gran variedad de colores y diseños y aptos para todas nuestras necesidades).

Y es un poco de todo eso… dentro ese mundo fantástico les comento, estuve en el teatro viendo un grandioso espectáculo: “Los Famosos Momentos Clásicos”, sencillamente Divino, representaron, Carmen, Romeo y Julieta, El quijote, La muerte del cisne, y uno que otro numero que mostraban esa pasión y amor desbordante, que somos capaces de entregar con toda el alma y sin medidas. Un despliegue y demostración de las maravillas del talento dominicano: Mónica Despradel, Carlos Veitia, Imgard Despradel, Pastora Delgado, y varios más, nos dieron vuelta a la fantasía a todos los presentes. ¡Se la lucieron con sus maravillosos aportes!

Mi favoritos de la noche: Como siempre Armando garcía, estuvo regio, sus pirouettes y jeté, y su porte. Ha sido el regalo de cuba a nuestro cuerpo de danza. Maikel Acosta cuanta energía, emoción y carisma en todos sus movimientos, una presentación limpia y sorprendente, (giros dobles, triples, saltos de gran elevación) no pude perder su atención en ningún momento, sencillamente perfecta, debo decir que nunca había seguido el trabajo de Maikel y lo que más me sorprendió fue su juventud. La joven que representó la muerte del cisne (lamentablemente no recuerdo su nombre), cuanta elegancia, delicadeza, movimientos dignos de una princesa. La pieza de carmen, dignamente escenificada por Pastora Delgado, primera bailarina de nuestro país, este tiene peculiaridad de que la música tiene ritmos muy contagioso y los pasos son más movidos, y hacen que el público se anime más.

Entonces, así como en ese orden, entre otras muchas cosas más, que abarcaron mi rutina de vagancia total y de completa despreocupación de mis obligaciones. Me puse a ver Disney Chanel,. Woww sencillamente formidable es el mundo de Disney ja ja ja, (valga la cuña) me acordé ahí de la existencia de las princesas, la magia, las hechiceras, unicornios, y todo ese mundo fantástico que de una forma u otra siempre termina envolviéndome, después de todo “Todas las chicas somos princesas” ó en mi versión todas somos princesas hasta que se demuestre lo contrario.

Princesas, príncipes, sapos, todo conlleva a la búsqueda de nuestra alma gemela. Lamentablemente estamos dudando de su existencia, al punto de que prácticamente la mayoría no cree en esto…( de hecho que muchos se reirán cuando lean esto, pero es aceptable) De otras de las cosas de “ser adulto”…Y bueno es que se sufren muchas desilusiones y se pretende creer que cuando se es grande ya debes olvidarte de toda esas porquerías (así le dicen a los sueños, ilusiones, fantasías) que te decían de niña.

Alguien por ahí, una sabia o sabio, dijo: “Hay que besar muchos sapos, para encontrar el príncipe” ó mejor aún, yo prefiero decir nuestra soul mate, esta en algún lugar del planeta, y bueno el problema está en que no sabemos donde está.

Uhmm en fin, nuestra persona ideal está a veces tan cerca pero está como invisible para nosotros y es que como decía Saint Exupery en el principito, “Solo con los ojos del corazón se puede ver, lo realmente importante es imperceptible para los ojos”.

He hablado de tantas cosas juntas que casi olvidé de que era este post, bueno el punto es que es bueno reencontrarse con una misma, darse tiempo para así, y para esa creatividad y fantasía que vive dentro de nosotros, solo que la tenemos un poco abandonada, y que aunque lo crean o no, cuando le damos uso es un arma sumamente provechosa.

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.