sábado, julio 29, 2006

El peligro de estar vivos

Te puedes tropezar, caerte y dolerte mucho hasta el punto se no saber si te recuperarás.

Puedes derramar una lágrima y no saber si se convertirá en un mar, por que no todo lo que empiezas sabes como terminará, eso es lo que hace esto mágico.

Pudiste quedar admirada por aquel chico de ojos encantadores con el que bailaste esa noche, o por aquel muchacho que viste en la parada del autobús y no saber que terminarías completamente flechada.

Puedes decidir un día quiero ser ….y después de un tiempo si después de un TIEMPO, quien lo diría, quedarías completamente atrapada en esta profesión, pero también dirías ¿Hay más opciones? Claro, las opciones siempre están ahí, aunque te aferres a no verlas. Ó lo que sería mejor, puedes convencerte de que a lo mejor la carrera que tomaste no es un dulce pero que por alguna razón todavía te sigue fascinando.

Te Puedes topar con seres mega fantásticos a los que más tarde llamarás amigos, cuyo papel será confiar más en ti, de lo que tú misma eres capaz.

Puedes darte cuenta que existe algo llamado “decisiones” y que en el mundo de adultos, todo debemos tomarlas de vez en cuando, pues nadie las tomará por ti.

Puedes darte cuenta o encontrar a alguien sabio que te lo diga “la vida no es una eterna diversión”, puede que te duela, pero comprendes que por desgracia o fortuna que así lo es.

Puedes dormir una tarde con un calor intenso y despertarte y decir nada ha pasado, la pesadilla continúa…Y después de un rato reírte como loca por esa película que estuviste viendo junto a tu padre, y ahí es cuando alguien diría cuando las cosas andan mal recuerdan que aún pueden estar peor O las cosas andan mal pero pronto pasará la tormenta. (Eso esperamos)

También te puedes levantar y una hermosa sonrisa de aquella sobrina que tenía tiempo que no veías puede transformar tu día, se han preguntando por que una sonrisa puede hacer tanto??? Las sonrisas nunca terminan de sorprenderme.

Puedes comer un sábado en familia y sentir que esa comida que hizo tu madre un poco más apresurada de lo usual es la más exquisita que jamás habías probado y lo mejor, es que disfrutas este momento deseando que nunca termine.

Puedes salir de “compras” y llegar a tu casa con montones de paquetes, y aunque ni tu te lo crees, solamente llegar con unos pares de aretes para ti y bueno con una energía interna rebosante de alegría y felicidad; típica de alguien que se hubiese comprado todo el centro comercial. ( Y es que pasaste la tarde, la noche, todo el día riéndote por todo, pues te decidiste pasarla a bien aunque el mundo se te esté cayendo encima, después de todo tu te lo mereces (uhm así dice la bohemia no?)

Son tantas las cosas, los instantes, momentos, por los que atravesamos en esto que llamamos vida, que si es cierto, se recrean en diversas tonalidades, así mismo te hacen sentir esa chispita interior que es la que nos dice que formamos parte de este confín… ESTAMOS VIVAS(os), y por tanto hay que sacarle el mayor provecho que se pueda, porque en lo que se investiga el caso, sólo tenemos esta.

1 comentario:

glennys p.f. dijo...

Es ese peligro de estar vivos lo que nos hace la vida mas fascinante, son esos momentitos que parecen insignificnates lo que con el tiempo se hacen memorables, y muchas veces añorables.

Me gustó el post,

Cuidate mucho, chaito

Se produjo un error en este gadget.