miércoles, junio 27, 2007

Guerreras, guerreros y aspirantes...

Bueno mientras la luz me llega o más bien el no se que me permita redactar, Comparto con uds seres mágicos luminosos, algunos fragmentos del guerrero de luz que significan mucho para mí. Disfrutenlo, besosss.

Un guerrero de la luz no siempre tiene fe.
Hay momentos en los que no cree absolutamente en nada. Y pregunta a su corazón: "¿Valdrá la pena tanto esfuerzo?"
Pero el corazón continúa callado. Y el guerrero debe decidir por sí mismo.
Entonces él busca un ejemplo. Y recuerda que Jesús pasó por algo semejante, para poder vivir la condición humana con toda su plenitud.
"Aparta de mí este cáliz", dijo Jesús. También él perdió el ánimo y el valor, pero no se detuvo.
El guerrero de la luz continúa sin fe. Pero sigue adelante, y la fe terminará volviendo
.


Para el guerrero, no existe amor imposible.
Él no se deja intimidar por el silencio, por la indiferencia o por el rechazo. Sabe que, tras la máscara de hielo que usan las personas, existe un corazón de fuego.
Por eso el guerrero arriesga más que los otros. Busca incesantemente el amor de alguien, aun cuando esto signifique escuchar muchas veces la palabra "no", regresar a casa derrotado, sentirse rechazado en cuerpo y alma.Un guerrero no se deja asustar cuando busca lo que necesita. Sin amor, él no es nada.


El guerrero de la luz es confiable.
Comete algunos errores, a veces se juzga más importante de lo que realmente es. Pero no miente.
Cuando se reúne alrededor de la hoguera, conversa con sus compañeros y compañeras. Sabe que sus palabras quedan guardadas en al memoria del Universo, como un atestado de lo que piensa.
Y el guerrero reflexiona: "¿Por qué hablaré tanto, si muchas veces no soy capaz de hacer todo lo que digo?"
El corazón responde: "Cuando tú defiendes públicamente tus ideas, debes esforzarte para vivir de acuerdo con ellas".

Los guerreros de la luz se reconocen por la mirada. Están en el mundo, forman parte del mundo, y al mundo fueron enviados sin alforja ni sandalias. Muchas veces son cobardes. No siempre actúan acertadamente.
Los guerreros de la luz sufren por tonterías, se preocupan por cosas mezquinas, se juzgan incapaces de crecer. Los guerreros de la luz de ven en cuando se consideran indignos de cualquier bendición o milagro.
Los guerreros de la luz con frecuencia se preguntan qué están haciendo aquí. Muchas veces piensan que su vida no tiene sentido.
Por eso son guerreros de la luz. Porque se equivocan. Porque preguntan. Porque continúan buscando un sentido. Y terminan encontrándolo.


El guerrero de la luz contempla la vida con dulzura y firmeza.
Está ante un misterio, cuya respuesta encontrará un día. De vez en cuando se dice a sí mismo: “Pero esta vida parece una locura”.
Tiene razón. Entregado al milagro de lo cotidiano, nota que no siempre es capaz de prever las consecuencias de sus actos. A veces actúa sin saber que está actuando, salva sin saber que está salvando, sufre sin saber por qué está triste.
Sí, esta vida es una locura. Pero la gran sabiduría del guerrero de la luz consiste en elegir bien su locura.

2 comentarios:

Franci dijo...

Me golpeò, de verdad. Yo creo que en este mundo existan guerreros de luces a cada rincon, con sus defectos y sus virtudes... en nuestra cabeza y alma hay la capacidad de reconocerlos.... Un abrazo!

DRuCiD dijo...

¡Hermoso!
Guerreros de luz que enfrentan la vida con pasión y emoción, pueden parecer débiles, pero en sus corazones está esa fortaleza que los impulsa que es la mas genuina de todas. Creo que todos tenemos esa capacidad, está en nosotros desarrollarla, y convertirnos en guerreros y guerreras. Ser inspiradores y dadores luz ;)
Anadell, excelente post, excelente blog :)

Se produjo un error en este gadget.