martes, marzo 31, 2009

Segunda Parte

Pues como les prometi la continuacion del poema.
(sorry por los acentos, no voy a volverme loca hoy con la pc).
Disfrutenlo, besoss.

VII
Por sobre todas las cosas,
el hombre que me ame
deberá amar al pueblo
no como una abstracta palabra
sacada de la manga,
sino como algo real, concreto,
ante quien rendir homenaje con acciones
y dar la vida si es necesario.

VIII
El hombre que me ame
reconocerá mi rostro en la trinchera
rodilla en tierra me amará
mientras los dos disparamos juntos
contra el enemigo.

IX
El amor de mi hombre
no conocerá el miedo a la entrega,
ni temerá descubrirse ante la magia del enamoramiento
en una plaza llena de multitudes.
Podrá gritar -te quiero-
o hacer rótulos en lo alto de los edificios
proclamando su derecho a sentir
el más hermoso y humano de los sentimientos.

X
El amor de mi hombre
no le huirá a las cocinas,ni a los pañales del hijo
,será como un viento fresco
llevándose entre nubes de sueño y de pasado,
las debilidades que, por siglos, nos mantuvieron separados
como seres de distinta estatura

XI
El amor de mi hombre
no querrá rotularme y etiquetarme,
me dará aire, espacio,alimento para crecer
y ser mejor,como una Revolución
que hace de cada día
el comienzo de una nueva victoria.

2 comentarios:

Juanml dijo...

Felicidades por tan bello poema, alguien dijo "Aquel que ama cree en lo imposible", pero yo creo que lo mas importante es seguir lo que diga el corazon. Espero que tenga o encuentre alguien que la sepa apreciar, y exitos en todos sus proyectos.

Anadell dijo...

epa gracias,el poema no lo escribì yo como en la primera parte dije,pero igual muchisimas gracias por tan bonitas y resfrecantes palabras, sobre todo en estos tiempos. Si solo la fuerza del amor es capaz de lograr cambios sorprendentes.
Espero seguir viendolo por estos lados.

Se produjo un error en este gadget.