jueves, agosto 24, 2006

.

Por que hoy me siento que ando caminando a tientas, como alguien que está haciendo las cosas mecanicas, haciendo por hacer, opinando, comentando y como por que si, por que hay que hacerlo. Que extraña sensación...

Cada día es una nueva oportunidad... aca dos canciones que me agradan bastante. Ambas se han convertido en mis himnos en los últimos días.


Vienes con el sol

(Alejandro Filio y Silvio Rodriguez)
Pides que diga lo que estoy pensando
el cómo del porqué y el cuándo
pero vienes con el sol
Pides que deje de beber de cerveza
que ponga juicio en mi cabeza
y luego vienes con el sol
Pides una estrella para sonreír con ella
luego pides un lucero para atarlo a tu cabello
y es que vienes siempre o casi siempre vienes... con el sol

Pides que deje en paz el noticiero
que sea mejor el cocinero
pero vienes con el sol
Pides que se suspendan los ronquidos
que se agudicen los sentidos
al cabo vienes con el sol

Pides una tregua bajo el mar a tantas leguas
que no acose a tus encantos aunque yo me siga helando
y es que vienes siempre o casi siempre vienes como el sol.

Pides una canción de amor
que te confirme que soy tuyo
pides que cuide mas la voz
y que no ataque a quién se acabe el mundo.

Pides que mire todo en positivo
que se me olvide el enemigo
pero vienes con el sol
Pides la discreción y la cordura
la risa contra la amargura
al cabo vienes con el sol

Pides tantas cosas y yo sigo a manos rotas
procurando hacerme bueno para ver si así te tengo
y es que vienes siempre o casi siempre vienes con el sol.


Te doy una canción

(Silvio Rodríguez)


Cómo gasto papeles recordándote,
cómo me haces hablar en el silencio,
cómo no te me quitas de las ganas
aunque nadie me vea nunca contigo.

Y cómo pasa el tiempo
que de pronto son años
sin pasar tú por mí
detenida

Te doy una canción
si abro una puerta
y de las sombras sales tú.
Te doy una canción
de madrugada
cuando más quiero tu luz.

Te doy una canción
cuando apareces
el misterio del amor
y si no lo apareces
no me importa:
yo te doy una canción.

Si miro un poco afuera me detengo,
la ciudad se derrumba y yo cantando,
la gente que me odia y que me quiere
no me va a perdonar que me distraiga.


Creen que lo digo todo,
que me juego la vida

porque no te conocen
ni te sienten.

Te doy una canción
y hago un discurso
sobre mi derecho a hablar.
Te doy una canción
con mis dos manos,
con las mismas de matar.

Te doy una canción
y digo: Patria.
Y sigo hablando para ti.
Te doy una canción
como un disparo, como un libro,
una palabra, una guerrilla...
como doy el amor.

1 comentario:

Goyitrina dijo...

no habia escuchado ninguna, pero me parecen muy bellas por la letra

Se produjo un error en este gadget.