domingo, febrero 19, 2006

Un Miércoles cualquiera…

Luego de retornar de una noche de baile y unos sorbos de alcohol, y agotada por el cansancio del día anterior y del mismo, llego a mi casa, tiros los zapatos y a eso de las 12:30 a.m. el hambre se apodera de mí, y me dispongo a preparar lo que seria mí cena, uhmm deliciosa, no se si eran los efectos del hambre pero nunca un pan me había sabido tan bueno. Como dicen por ahí barriga llena corazón contento, y bueno a dormir, 6:00am en pie, inicia la travesía. La naturaleza nos brinda un maravilloso clima frió, asombroso, considerando el hecho de que vivimos con un calor constante. Saliéndome de lo normal, esta vez, me levanto sin pedir 5 minutos más.

Me voy, de repente, las 6:35am parecieran como si fuese la hora oficial de salir, todos en la calle, apresurados, desesperados, ansiosos esperando la llegada del transporte que los dirigirá a su destino. Como bala pasan autobuses, unos, tras otros, y se agotan las esperanzas, la espera debe seguir. Llega otra OMSA (autobús público de la Rep. Dom) y como es de esperarse todo el mundo quiere subir pero es inevitable, solo hay espacio si acaso para dos personas; empujones, quemaderas, y yo observo. Creo que un tiempo más de espera no me matará. Una alegría súbita, otra OMSA, y detrás secuencialmente otra más, ahora podemos elegir, no poseen gran diferencia pero cada quien escoge según su predicción, de en cual llegaran mas rápido y menos inconfortables.

Wow un alivio hay en mí, no llegaré retrasada, y pese a que estamos como peces cuando se les va quitando el agua, o como sardinas en lata o más preciso todos atrapados en una especie de cuello de botella, me siento bien, y de repente, si de repente, se escuchan -chofer fue que llegabamo a donde ibamos?, -date rapido, -e miedo que tu tiene- e a trabaja que vamo, -chofer aguanta que me quedo, -idiota, -chofer venao. Frases que ya son habituales para todo el usuario de un transporte público, no me influyen, si no que hasta momentos de risa me causan.

Por eso y muchas cosas más es que siento que con el tiempo los pequeños detalles nos resultan insignificante, total lo importante es llegar a donde queremos llegar y cuando queremos llegar, el proceso que tengamos que pasar no importa… uhi uhi cuanta perorata para decir que no importa como te subas a la OMSA ni que te vallas parada, sentada, si por lo menos vas llegar… es que ya saben hoy es miércoles y tal como les he comentado, uhm perdón, no es cierto, nos les dije, los lunes y miércoles (al menos por este trimestre) son los días de prueba de mi resistencia, y del nivel de tensión y stress que puedo aguantar, así que cuando me vean unos de estos días recuerden que esto es uno más, de los efectos que me produce, (hablar más de lo usual para decir algo).

Ofrezcome, el día apenas empieza y ya hasta yo me cansé de redactarlo.

Culmina mi clase de sanitaria, excelentes cátedras dictadas por un nuevo profesor, tal parece, que he descubierto otra asignatura de mi agrado, una buena sorpresa…después de las 10 de la mañana, me toca pasar por de todo, claro que esta es la mejor parte pues decidido si hacer algo productivo o holgazanear. Divertida, interesante, tentativa, peligrosa y provocadora decisión cuando tienes mucho que hacer, pero sigues teniendo ganas de no hacer nada , sobre todo si te tienes que quedar en la UNIVERSIDAD hasta el anochecer, o sea de por sí el lugar implica obligaciones. Ahh de la naturaleza de mi persona, las ganas de tener momentos eternos de vagancia, tiempo para mí. Claro que en esta etapa de mi vida, he aprendido a repartir mi tiempo y procurar mantener mi espíritu relajado, aunque a veces me den unos ataques melodramáticos de repente, pero bueno. Tomo mi clase 2:00pm. Entre diagramas de momentos, deflexión, y pizarras repletas de números, si simplemente números, termina la sección, Bravísimo, ya solo queda una…

Tengo un hueco aun entra mí otra asignatura, así que me quedan dos horas, 2 HORAS mías completamentes miasss, que hacer? Pues si, algunos intentos de estudio, pero una alerta HAMBRE HAMBRE HAMBRE, mi cerebro empieza recibir señales, que mis queridos amigos, rara vez ignoro, bueno supongo que ya sabrán como disfruto comer, (más bien me dicen que si no se me quita el hambre, que como hago para no engordar, que si es que tendré un parásito), es así como complazco mi apetito y todo mi ser, y ya para cuando termino, considero prudente esperar relajada mi clase.

Wow en serio, no pensé que seria tan largo este post, pero déjenme terminar, por que si no lo hago ahora, es difícil que se tengan noticias mías pronto por aquí.

Empieza mi clase, muy atenta, porque sorpresivamente me siento muy motivada a la electricidad, y maravillosamente bien estoy comprendiendo los conceptos, (A veces dudo entonces, de que no es cierto, que las segundas partes son malas), unas cuantas miraditas al celular por que ya mi cuerpo pide cama, y por más que sea, ya está bueno por un día.

Feliz como quien sabe que ha cumplido con todo o casi, lo que se ha dispuesto hacer, tomo rumbo a mí casa, esta vez el trayecto es sumamente más rápido y más bien ya ni percibo el cansancio, bueno influye el hecho de que me voy sentada :P.

Señores me parece que aquí termino mi travesía, ya los queda supongo que se lo imaginan o más bien creo que empezaron a imaginárselo en los primeros tres párrafos, por que se cansaron de leer, ja ja ja, descuiden…

Besoss


No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.