sábado, marzo 18, 2006

Oh marzo marzo, que mal empezaste

Es increíble como puedes experimentar un sin números de emociones en una semana, un día, o que se yo menos de un mes.

Simplemente no tienes idea de cómo funciona la vida, que curso sigue y cual se supone que debe ser tu postura. Echar todo al vació, cuando las cosas no te salen como esperaban? Seguir como si no te importara? o por que no mejor, seguir haciendo, creando, y buscando siempre como mantener esa lucecita o llama encendida, de alegría y ganas de vivir, en tu corazón y pensamiento?.

Así que finalmente te has dicho a ti misma que dejarás que todo siga su curso, te maravillaras con cosas realmente fascinantes que te enamoraran y disfrutaras, por que si, también eso aprendes, a tomar lo bueno de todo, como diría una famosa campaña publicitaria de bebidas gaseosas.

Y bueno sigues caminando y en contraste con el maravilloso sol, con una hermosa sonrisa, o un gesto de cariño, uff te toca dar un salto trascendental algo que por alguna razón nunca has querido imaginar… Alguien se ha ido, y no volverá…

No lo conocí, sin embargo, la muerte de ese señor (padre de una compañera-amiga), te pone a pensar. Te encuentras en una frontera y sabes que en algún momento te tocara a ti, por eso lloras, lloras también por que no te imaginas como evitarlo, y lloras aun mas por que tarde que temprano eso llegara, pues es algo natural inevitable.

Entonces, como le comentaba a una amiga, como se sigue después de esto? Donde encontramos las fuerzas para quitar ese vacío, ese dolor que nos queda dentro? pues el hecho de tener que acostumbrase a no verlo mas ya es demasiado. Como hago con este amor que todavía siento, que entregué y quiero seguir entregándote pero ya no estas.

Incertidumbre, desilusión, desesperanzas, y un brote infinito de sentimientos.

Definitivamente los funerales no es uno de mis lugares predilectos, y tampoco creo que sea el de alguno, sin embargo que el asistir a estos te hace sacar fuerzas de donde no las tiene, debo decir que yo soy un caos total en los pésames, lo más que puedo hacer es abrazarte muy fuerte y espero que con eso me comprendas.

En situaciones como estas se demuestra que solo la entrega de amor y cariño, son los motores que hacen que una despierte y se de cuenta que la vida sigue, y que bueno si, esa persona ya no está en cuerpo, pero si está en espíritu, alma, corazón. Pues una convivencia pura de tantos años es imborrable, y eso ni la muerte te lo puede robar. El recuerdo vivirá siempre, y a través de este seguirás viviendo con todos los seres a tu alrededor.


”Sabes que vendrán días de felicidad y también días de amarguras. Habrá días en que todos sonreirán contigo y otros en que a lo mejor llores en soledad. La vida es una sucesión de luz y oscuridad. Cuando nace el sol, ya tiene su tiempo para dar paso a la luna”. (Miguel Angel Arcel )

Entonces amigos, a vivir que para eso estamos aca.

Besos

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.